Una nueva estrella en la Barcelona de Gaudí

Gaudí es uno de los arquitectos más influyentes de la historia. Sus espacios y diseños son admirados por expertos en todos los ámbitos y La Sagrada Familia es uno de los edificios más visitados del mundo.

 

Antoni Gaudí se formó en una época en la que la arquitectura debía incluir todas las demás artes: la escultura, la pintura y el arte ornamental. Sin embargo, él llevó esta concepción más lejos que cualquiera de sus coetáneos. Hoy podemos ver lo que solo él fue capaz de imaginar.

Cuando estamos ante una obra como la Sagrada Familia quedamos atrapados al instante por la rotundidad de sus formas y la expresividad de los materiales. Se trata de un espacio único, una visión que es la síntesis perfecta entre geometría y experimentación, y un lugar donde y técnica y creatividad alcanzan nuevas cumbres.

Gaudí entró a trabajar como director de las obras de la Sagrada Familia en 1883. Estuvo inmerso en su construcción hasta su muerte, el día 10 de junio de 1926, después de dedicarle en exclusiva los últimos 12 años de su vida. De hecho, llegó a residir durante meses en el taller que tenía habilitado en el templo.

La única torre que Gaudí llegó a ver acabada fue la de Sant Bernabé, en la fachada del Nacimiento, rematada por un pináculo hecho con trencadís de mosaico veneciano. Pero uno de sus deseos para la Sagrada Familia está a punto de hacerse realidad: Antoni Gaudí imaginó que la basílica estaría coronada por una gran estrella

A partir del miércoles 8 de diciembre de 2021, día de la Inmaculada Concepción, el skyline barcelonés tendrá un nuevo referente: la torre de la Virgen María contará con una estrella luminosa de 12 puntas, construida en vidrio y acero. Cada punta mide 2,9 metros y el diámetro total de la estrella es de 7,5 metros, con un peso de 5,5 toneladas.

El vidrio de la estrella integra texturas diseñadas para generar efectos en la iluminación. También servirá para filtrar la luz que ilumina el altar. Durante el día dejará pasar los rayos del sol, y al caer la noche entrarán en funcionamiento unos focos con tecnología LED.

Esta estrella será un nuevo símbolo para un edificio que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y representa un paso más en la realización del gran proyecto de un visionario.